Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Estudiante destacado

Una fotografía desencadena una serie de recuerdos de trago, drogas, luces en el cielo y una vieja amistad echada a perder.   La foto del anuario que me envió mamá al celular revelaba mi cara de pelado tras unas gafas enormes de marco grueso. Debajo de esa vieja imagen en blanco y negro vi también la de Francisco acompañada por una breve anotación: “estudiante destacado”. Pasé de mis viejos traumas de infancia y me quedé mirando a Pacho, como le dijimos siempre, mientras pensaba cómo fue que alguien a quien todos reconocíamos como un tipo sobresaliente, con un talento innato para el dibujo, acabó echándose a perder. En qué momento sucedió. Cuándo fue que la vida le pasó por encima y se quedó atrás.  Y pensé también que yo sabía —que todos sabíamos— las respuestas. *** Fue en Manizales, durante unas ferias. Por alguna extraña casualidad acabamos reencontrándonos varios ex compañeros de colegio, y celebramos la coincidencia bebiendo como si no hubiera mañana. Ta

Entradas más recientes

Como la vida

Una vez estuve muerto*

Ansiedad: mal de muchos*

Puertas con llave

Tatuajes después de los treinta

Los ojos del Giro de Italia

Los peces no cierran los ojos

Dos semestres como profesor

La vida pasada

Una casa, muchas vidas