el intermediario

Maldito Hernán Casciari. Maldito. No sólo se da el lujo de sacar una revista preciosa —en presentación y contenido—, sino que, además, escribe con inteligencia y gracia. Una belleza ese primer número de Orsai, con sus hojas de papel grueso, su diagramación minimalista, sus ilustraciones cuidadosas, su falta de publicidad y sus textos, sus textos. Textos tan buenos como este, en la introducción al cómic El Intermediario:

"La figura del intermediario existe en el mundo desde que se acabó la inocencia. Desde que perdimos la fe en los demás. Primer intermediario: el banco. En los tiempos del Renacimiento la gente pudiente ya no podía transportar dinero porque había ladrones hambrientos en los caminos, entonces los ricos que debían viajar se contactaban con un integrante de la familia Medici, que recibía el dinero en Ginebra, por ejemplo, y otro integrante de la misma familia que se lo devolvía en Florencia, quedándose con un poquito. El intermediario nace y florece cuando nace y florece el ladrón. Y el intermediario sospecha, muy pronto, que necesita al ladrón para que su negocio prospere. Y más pronto todavía saca cuentas y descubre, el intermediario, que lo más conveniente es ser el ladrón. Bancos, agencias de viajes, notarios, abogados, compañías telefónicas, gestores, editores, vendedores de alarmas contra robo, guardias de migraciones. Están porque el mundo es feo. Están porque te convencen de que nadie más que ellos te pueden salvar de la maldad del resto".

Gracias, Hernán.

6 comentarios:

Dora dijo...

Siii la revista es Hermosa y la labor que hace sin intermediarios es muy buena.

Martín Franco dijo...

¿Verdad que sí, Dora? Es una delicia tenerla en las manos, olerla, mirarla, leerla de a poquitos, disfrutándola. Pura nostalgia del papel.

Lalu dijo...

No he leído la revista, pero compré un libro del man: El nuevo paraíso de los tontos.

Hay algunas historias que ya habían salido como posts en el blog, pero las disfruto muchísimo más en papel.

Esto que acabo de escribir me hace dudar seriamente sobre mi propósito de comprarme un Kindle

Martín Franco dijo...

Ese tema es complicado, Lalu. Aunque, para ser sincero, yo no le veo tanto problema al libro electrónico; después de todo, tiene algunas ventajas evidentes (como irse de viaje y poder llevar, en ese sencillo aparatico, una cantidad inimaginable de libros). Por supuesto, siempre habrá nostalgia del papel, pero tarde o temprano tendremos que adaptarnos. Ah, y con respecto a la revista de Orsai, debo decir que me he decepcionado un poco. Muy bonita y todo lo que quieran, pero ningún artículo de los que he leído se me ha hecho la gran cosa. ¡Ay!

Lalu dijo...

Sos el primero que veo decir eso de la revista. De pronto los demás la ven con los ojos del sentimiento.

Lo de los viajes también es mi principal motivación para conseguir el kindle. Eso y que los libros están muy caros.

En estos días, me antojé de 3 libros en La nacional. Ninguno bajaba de 60 mil pesos. En este momento, no puedo gastarme más de cien mil pesos al mens en libros, simplemente no me da.

Martín Franco dijo...

Yo sé, y a veces me siento mal. ¿Pero qué hago? No sería sincero decir lo contrario. Quizás es que tenía demasiadas expectativas, no sé. Anoche leí el mail de Pedro Mairal y me gustó, es bueno, pero insisto: ningún artículo me ha emocionado demasiado.