Acto de fe

Si algo llama la atención de los secuestrados que rescató el ejército, más allá del encuentro con sus familias y la felicidad inocultable, es la fe ciega que cada uno de ellos tiene y que, sin lugar a dudas, les permitió sobrevivir más de una década en la selva.

En medio de las declaraciones inconexas que alcancé a ver, todos, sin excepción, comenzaron sus discursos agradeciéndole a Dios; dijeron, mientras abrazaron a sus seres queridos, que haberse encomendado a él era lo que les había permitido llevar las horas vacías, muertas e insoportables de esos once años sin libertad.

Yo nunca he sido una persona creyente y, de hecho, con los años me he vuelto más escéptico. Por eso cuando veo estas cosas me pregunto qué pasaría si, en lugar de ellos, uno tuviera que pasar por una situación en la que se pone a prueba todo lo que ha sido su vida hasta el momento. La ventaja de los creyentes –y aún me pregunto por qué eso sucede– es que no suelen poner a Dios como responsable, en parte, de sus desgracias, sino que aceptan el destino que les toca, por trágico que sea, porque así son los designios del Señor y sólo él sabe las razones por las que los pone a prueba.

En mi opinión no es Dios quien hace las cosas –por buenas o malas que sean– sino los hombres, solamente. Sé que suena a obviedad, pero es así; por eso me disgusta oír que si algo sucede es por la voluntad del Señor. Al final, eso no es más que un acto de resignación. En todo caso, debo confesar que muchas veces envidio la fe ciega de estos fieles que, al menos, tienen algo a lo que aferrarse en momentos tan jodidos.

Creo que yo no sería tan fuerte.

6 comentarios:

maggie mae dijo...

ya lo he dicho antes, soy hija de monja renegada y comunista, no me bautizaron y nunca he sentido la necesidad de creer en nada. A veces siento envidia de la gente que cree, que le tiene fe a algo que no puede ver y a lo que le entrega por completo su voluntad. Pero a veces siento que es una manera de deshacerse de la responsabilidad de sus actos. como cuando dicen, si dios quiere, nos vemos mañana. ¿como así? ¿si dios quiere? o ¿si usted quiere? y así en todos los aspectos de la vida.

Martín Franco dijo...

Sí, Maggie, es verdad. A mí otra frase que me produce escozor es la que dicen cuando están llevados del putas: "Dios proveerá". ¿Cómo así? ¿El señor les va a mandar plata del cielo, o qué? La cuestión es que la fe, sin duda, sirve en situaciones extremas como esa de llevar doce años metido en una selva. Al menos da resistencia y, como los creyentes no juzgan al Señor por su suerte (está bien: después de todo él no tiene la culpa), la cosa se hace más llevadera.

maggie mae dijo...

uy si, el "dios proveerá" tampoco me gusta. me da la impresión de que se van a echar a las petacas mientras esperen que algo caiga del cielo. no estaba errado Weber en la ética protestante y el espíritu del capitalismo. El católico es un pueblo tranquiloide que le deja todo a la providencia.

JuanDavidVelez dijo...

Margarita, yo no sabía que había un libro que se llamaba asi, que nota debe ser ese libro.

JuanDavidVelez dijo...

Yo creo que ustedes dos tienen razon, sobretodo el punto de "si dios quiere hago tal cosa", eso es verdad.

Pero no siempre es facilismo, he visto en gente mayor y curtida que dicen el "si dios quiere" como si fuera producto de su experiencia en la vida, como si ellos hubieran aprendido que la voluntad sola no logra nada, "que dios tiene que querer", es algo asi como la absoluta conciencia de la posibilidad de los accidentes, a la señora del arriendo, una ricachona de medallo yo le digo "con seguridad voy tal dia a pagar", y esa señora siempre me dice "si dios quiere juansito, si dios quiere". Lo mismo he notado en otra gente de edad.

JuanDavidVelez dijo...

Lo que yo quiero decir es que si, hay veces el "si dios quiere" es cinismo y pereza y dejadez, pero hay veces la gente lo dice aunque sean muy cumplidos y sean del tipo de gente que siempre hace lo que prometen.

El "si dios quiere" lo usan igualmente descarados y cumplidos, por diferentes razones o hasta por las mismas razones, pero hay ciertas personas que uno sabe que dios no va a querer.

Yo si creo en dios, por irracional que eso sea. Pero hijueputa, le pido a mi dios no terminar nunca en una iglesia evangelica perdonandome a mi mismo o aprendiendo a soportar la vida.