Madrid

A veces me hace falta. Extraño caminar por Gran Vía, desde Cibeles hasta Sol, en medio de la gente que no se detiene. Bajar por el Museo del Prado, tan verde, y llegar hasta Atocha. Subir por la callecita empinada que hay al frente, en la que están las casetas con libros viejos. Tomar el metro y bajarme en Tribunal, caminar por Chueca, meterme en una cafetería con decenas de tapas, pedir una caña a medio día. A veces extraño la biblioteca de Moratalaz, la larga calle de la Elipa que recorría todos los días hasta llegar a la casa, el frío que se metía por los sacos y las chaquetas, los recorridos del tren de cercanías. La entrada de EFE, los jamones, la Plaza Mayor, los mariachis en el centro, el Paseo de La Castellana. Los almuerzos alrededor de una botella de vino, las recetas improvisadas, los domingos, los amigos que dejé y los conocidos que pasaron, como tantos, por mi vida. Sé que si algún día vuelvo los lugares me sabrán distinto, la ciudad olerá diferente y seguro volverán recuerdos que creía olvidados. Pero será otra historia, jamás lo mismo. Es curioso, pero cada día lo siento más lejano.

Una historia que se desdibuja allá, lejos, al otro lado.

4 comentarios:

Renata Taño dijo...

La verdad es que no estoy de acuerdo. Madrid es siempre la misma.
Después de cinco años sin verla, el olor del metro me trajo a la memoria cosas y sensaciones tan profundas y tan vivas.
Madrid es aquél rincón del mundo donde las personas adoptan una nueva personalidad. Más libre, más tranquila.
Es el sitio de las luces por la noche, del búo nocturno, de las tapas y cañas con limón, de las historias interrumpidas por el flujo de la vida.
Es uno de mis lugares, uno de mis amores.

Renata Taño dijo...

es donde conocemos a personas con acentos diferentes del nuestro pero con las mismas ganas de virvirla hasta el tope

Rafael-León Ruiz Vindel dijo...

Jamás será lo mismo, pero en su momento lo fue. Y eso quedará en la memoria de cada uno de nosotros para siempre.

Martín Franco dijo...

Así es, viejo Rafa. Un abrazo para vos, que también estás tan lejos de Madrid.