Sexo y mentiras, sin video

Melodrama
Jorge Franco
Planeta


Si algo hay que abonarle a Jorge Franco es que en este libro hace todo lo posible por quitarse de encima dos historias que le han dado popularidad pero que, a la vez, han terminado encasillándolo: Rosario Tijeras y Paraíso Travel.

Y hay que abonárselo, digo, porque Melodrama es todo lo opuesto a los anteriores: quizás cansado de que sus textos sean adaptados a la imagen, Franco decidió hacer un libro lleno de personajes (Vidal, Perla, Milord, Suzzane, Ilinka, Anabel, el Tío Amorcito, Flavia y La Mudita, entre muchos otros), que tiene un complejo manejo de la técnica (la narración se desarrolla en tres tiempos, pasando de uno a otro en apenas un párrafo), con el fin –supone uno– de acercar la historia más a la literatura que al terreno audiovisual.

Y lo logra. Melodrama es un libro oscuro en el que rondan los fantasmas del sexo y los vicios y en donde todos los personajes, atormentados, guardan secretos que los mortifican. Una madre alcohólica, un hijo bello pero enfermo, una mujer recogida y despreciada, una abuela adicta a los fármacos, un tío abusador… todos tienen un pasado oscuro, algo oculto que los va llevando hacia el abismo.

La historia de Melodrama está contada al revés y el narrador, hábil, va soltando información de a poquitos, con pequeñas gotas que van revelando el carácter y las acciones de los personajes. Nada está dejado al azar y, en ocasiones, uno entiende muchas páginas más adelante por qué tal o cual hizo atrás algo que parecía incongruente.

No nos digamos mentiras: la bandita que Planeta le puso al libro con la frase de Gabo es, además de pretenciosa, una simple estrategia comercial. Pero eso no quita que Franco, en mi opinón, sea uno de los buenos escritores que tiene Colombia.

6 comentarios:

JuanDavidVelez dijo...

Yo lo trate de leer, yo como soy de amarrado y compre ese libro. No me gusto ni lo termine.

Pero esos parrafitos tuyo me dan ganas de volver a intentar, que chimba de descripción la que pusiste. Apuesto lo que sea a que eso fue lo que escribio Jorge Franco, yo no lo entendí, apuesto que fue culpa mia, tal vez lo leí estando muy ocupado, tal vez el libro es dificil, no sé.

Rosario Tijeras me gusto mucho, lo leí. Paraisto Travel me parecio tremenda pelicula, ese si no lo leí.

Mónica Palacios dijo...

Melodrama me pareció muy buena novela. En ocasiones encontré exagerado narrar la historia de tres generaciones con tanto detalle, pero la verdad es que logra hacerlo de manera fluida aunque copiosa.
A pesar de que el título me parece terrible (estuve a punto de no leerlo por esa razón), creo que Jorge Franco es muy bueno contando historias, pero contrario a la impresión que a vos te dio, yo creo que este escritor no puede evitar narrar en forma de imágenes. Incluso, no dudo que en este momento haya alguien (y ojalá fuera otra vez Simon Brand) trabajando en el guión con el autor.
Puede ser deformación profesional, porque el tipo creo que estudió cine en la Nacional (perdón, acabo de preguntarle a Dr. Google y dice que fue en Londres, estaba mal dateada yo), pero su descripción de los personajes, las escenas, la trama, me parece totalmente cinematográfica, lo que en mi opinión es riqueza, por lo menos en este caso.

Manuel Dueñas dijo...

A mí la novela me pareció predecible, pero esta reseña me encantó. : )

Martín Franco dijo...

Juandaví: No le busque culpas, socio. Lo que pasa es que (digo, no sé) cada libro tiene su momento. Yo había comenzado éste hace unos tres años y lo cerré luego de la página cien. No recuerdo ahora las razones pero seguramente la historia no me agarró; en todo caso me esperó y ahora, con otros ojos, el libro me gustó. Y mucho. Cuestión de tiempo y de cómo cambiamos, supongo. Mónica: tenés razón: el título es fatal y, además, no dice nada. Suena como a telenovela. Con respecto a las imágenes digamos que sí, aunque, para ser sincero, me sigue pareciendo que los dos libros anteriores son aún más visuales. Manuel: vea usted: a mí la historia no se me hizo tan predecible. Gracias por el comentario, en todo caso.

Esteban Dublín dijo...

La novela de Franco, particularmente a mí me gustó, pero no sólo me gustó, sino que me gustó mucho. Creo que a la crítica no le ha parecido una gran novela, pero francamente a mí me emocionó y no pude soltar el libro hasta terminarlo. Tengo ganas de ir a ver la adaptación al teatro a ver qué tal.

yacasinosoynadie dijo...

la novela es malísima... Jorge Franco me parece un escritor más bien precario, con pocas herramientas... No sé de donde sacas que es de los buenos escritores que hay acá... al lado de Tomas Gonzales, por poner un ejemplo, franco es apenas un gorgojo...

Ahora bien: tu reseña, Martín, es tan buena que da ganas de volver a coger el libro... pero apenas veo la novela en segmento de mi biblioteca que he dispuesto para los libros pésimos, me da mamera entrarle de nuevo.

Un abrazo.