Dos apuntes sobre el periodismo

1. Una de las cosas más preocupantes del cierre de una revista es que –perdón por la crudeza–, la situación no le importa más que a unos cuantos periodistas. La gente del común dirá que sí, que qué vaina, que es una tristeza, pero continuará su vida como si nada hubiera sucedido. Los columnistas, mientras tanto, derramarán tinta inútil y se publicarán durante un par de meses algunas entrevistas con los periodistas afectados por la situación. Pero al final, como dice la frase, “negocios son negocios” y el dinero prevalecerá sobre términos tan intangibles como “libertad” o “expresión”.

2. Dice John Lee Anderson en una entrevista que publica el diario El País, de España, con motivo del lanzamiento de su libro El dictador, los demonios y otras crónicas: “Me doy cuenta de que soy uno de los reporteros que ha tenido una carrera en primera persona, no virtual, sino primaria. Aunque deje de ser periodista, seguiré llevando esa vida. No quiero otra forma de ver el mundo. Y no es un juicio de valor. Los jóvenes de hoy tienen algunas ventajas, algunos bagajes que nosotros no tuvimos. Su mayor reto va a ser superar el flujo de la información para adquirir contacto directo con la realidad, un contacto que yo necesité para aprender. Quería definirme a través de la experiencia propia. Tampoco se ha planteado el destino de los dinosaurios, los que se van a convertir en fósiles o los que se van a transformar en pájaros o cocodrilos para sobrevivir. Pueden ser brillantes y tener carreras pero enteramente virtuales, sin una experiencia primaria”.

1 comentario:

Luis Guillermo RESTREPO RIVAS dijo...

Asi es la vida.
Algunos también opinarán que sería mejor que no existiera la gravitación, pues algunos se caen y se lastiman.
Pero, hay gravitación. Así es la vida, como dice Juan Manuel Santos: Los hechos son tozudos.