Asco

Desde hace unos días he venido preguntándome si esto del periodismo tiene algún sentido. Primero fue lo de Claudia López; luego, el penoso cierre de la revista Cambio, y ahora una entrevista que vi hace apenas unas horas en el programa La barbería, que presenta William Calderón en el canal Cable Noticias. No sé si han visto el formato, pero sobra decir que produce una terrible pena ajena: Calderón, un periodista bonachón y sesgado, se disfraza de barbero y entrevista a sus invitados mientras simula cortarles el pelo. En esta oportunidad quien se puso el delantal fue el presidente Uribe y a Calderón poco le faltó para arrodillarse; no pudo, supongo, porque su enorme barriga no le permite moverse con soltura. De lo contrario, hubiera terminado en el suelo sin problemas.

El programa fue vergonzoso: después de dejar hablar a Uribe a sus anchas (sobra decir que no le hizo ninguna pregunta incómoda), y de permitirle demostrar sus dotes de poeta, Calderón simulaba sintonizar una radio vieja en la que él mismo, creyéndose gracioso, imitaba la voz de personajes de la vida nacional que le agradecían al presidente por haber cambiado el país. Tuvo incluso el descaro de hacer la voz de fallecido ex presidente Misael Pastrana quien –según el periodista de la papada abundante– le rendía pleitesía desde el cielo al mesías paisa y descalificaba a su hijo Andrés por no haber seguido trabajando a su lado.

Me dio asco verlo, pero no pude evitar seguirlo hasta el final. Entonces recordé la respuesta que Daniel Coronell le dio a la revista Semana en la edición que está circulando: “Para alabar los méritos del gobierno hay un batallón periodístico de primera línea. Allá no les hago falta”. Sí, Daniel: no cabe duda de que Calderón es un gran general en ese batallón de aduladores.

Siempre he pensado que es malo escribir con la sangre caliente, pero esta vez no puedo evitarlo. Siento asco de esta profesión; me produce nauseas ver cómo los periodistas se venden al poder y olvidan que no todo es color de rosa. ¿Y Agro Ingreso Seguro? ¿Y los falsos positivos? ¿Y la jodida violencia que no se acaba? Ver lo que se quiere ver no muestra la realidad; la verdad está hecha de diferentes matices.

Son tiempos difíciles para el periodismo. Y es más difícil aún seguir adelante en esta farsa.

8 comentarios:

doppiafila dijo...

En el periodismo hay de todo - como en la vida. No se desanime!

yacasinosoynadie dijo...

ando en una crisis idéntica Martín. Así que voy a dejar este comentario hasta acá porque podría terminar de joderlo... un abrazo...

Jorgitofeliz dijo...

Pues, y eso que usted tal vez no lo ha escuchado en las mañanas en "La Hora de la Verdad" el programa de Fernando Londoño en el que durante cuatro horas se adula sin ninguna restricción a las fuerzas militares, a la seguridad democrática y al presidente. El formato es sencillo: Londoño diserta, y ese bodoque imbécil de Calderon asiente. En ese programa, que en Manizales se transmite por "Radio Cóndor, la emisora cultural universitaria del eje cafetero" (!!) aprendí, entre otras cosas, que los falsos positivos, no son sino una tenebrosa conspiración para dañar a los más preclaros héroes de la patria. Cuando crea, como yo, que unas buenas arcadas le convendrían a sus excesos de comida, le recomiendo que escuche el programa en http://lahoradelaverdad.com.co

Jorgitofeliz dijo...

Por cierto, ahí mismo hay una nota sobre el "hit" que se anotó Calderón con la entrevista al Presidente.

Manuel Dueñas dijo...

Sí. Es repugnante. Y a veces a uno como estudiante le da la impresión de que la Universidad no es sino otra parte de esa farsa. He conocido compañeros que se abstienen del periodismo por considerar que es una causa perdida. Pero creo dos cosas: que todavía hay programas (y periódicos y periodistas y periodismo) independientes, corajudos, y que las dificultades son, también, un estímulo. Coincido con doppiafila.

Martín Franco dijo...

Jorgitofeliz: lo tendré en cuenta. En el programa este de La Barbería, Calderón sintonizó su radio y habló --cómo no--, Fernando Londoño. Luego Uribe, exaltado, dijo que Colombia tenía una deuda enorme con este "patriota", que alababa siempre la labor de las fuerzas militares. Ojo: decir "lo tendré en cuenta" no significa que vaya a escucharlo. Creo que tuve suficiente.

Luis Guillermo RESTREPO RIVAS dijo...

Afortunadamente, habrá varias repeticiones del programa: hoy 24 de febrero y en los próximos días. Para los no uribistas, la solución es muy sencilla: si Álvaro Uribe Vélez, el mejor presidente que ha habido, es candidato de nuevo, pues no vonten por él, así de sencillo. Yo no votaré por quien no me guste.

nowordorden dijo...

no se que pasa en ese canal porque hay otro programa ¨ el ventilador¨ en el cual se prestan una cabeza de uribe,no se cual sea el mensaje;pero ademas en un descordine y una presentacion,no creo que eso sea periodismo. me recuerdan a dario silva con ¨lambicolor¨ en la epoca de turbay, no salimos de la oscuridad seguire viendo CM&.