Bolaño, el detective salvaje

Los detectives salvajes
Anagrama

Sí, lo acepto: durante un buen rato me dio pereza cogerlo. Mucho bombo, mucha unanimidad con el tal Bolaño. Hasta me reía de los que le hacían culto. Y es que empecé mal, entrándole a La pista de hielo, que es aburrido. Pero Los detectives salvajes se empeñaba en cruzarse en mis lecturas y de un tiempo para acá me hacía ojitos. La agarré, al final, después del empujón que me dio el fisgón.

Puta, tengo que callarme la boca. Es que la historia de los real visceralistas me agarró desde el principio. Y aunque es un libro grandote uno va pasando las páginas sin darse cuenta. En mi caso no pude leer otra cosa; terminé dedicándole fidelidad absoluta a la novela, a Lima y a Belano, y un par de noches hasta soñé con ellos. Suena estúpido, lo sé, pero es cierto. Soñé que, como tantos otros, los había visto por ahí, en alguno de sus pasos fugaces por una ciudad perdida.

Lima y Belano. Los real visceralistas. No sé qué opinen los que la han leído, pero a mí me da la impresión de que en el fondo Bolaño era un mamador de gallo. Que ese poema de Césarea Tinajero es una burla a toda esa literatura de vanguardia que muchos hacen hoy en día. Que varios personajes están hechos para reírse en la cara de algunos de sus colegas. Y eso me encanta. Hay buenas frases, también, sobre literatura, amor, soledad. Sobre la vida misma. Dejo una, nada más: “El amor, no recuerdo qué clásico lo dijo, sonríe a los que triunfan”.

Decía, pues, que me callo la boca. Y anoto 2666 en la lista de pendientes, pero lo dejo para después después de un tiempo prudente. Ya llegará el día en que me dé un arrojo de valentía y me meta en esa mole de no sé cuántas páginas. Ya llegará.

7 comentarios:

Samuel Andrés Arias dijo...

A mí también me despiertan serias sospechas los "boom", a Bolaño llegué por un reportaje publicado en Gatopardo sobre los escritores que han novelado a México. Preciso una semana después me encontré el libro en el aeropuerto cuando iba de vacaciones a las Islas del Rosario. Esas vacaciones nunca hubiesen sido iguales sin esa novela. Luego, a los meses, murió Bolaño y comenzó su boom post-mortem. Además de Los detectives y de 2666 (he leído las dos primeras partes solamente en módicas cuotas), la otra novelita fascinante es Estrella distante. En el cuaderno tengo pegado un fragmento, donde una vez más, como en casi todas sus novelas, se burla de todo, sobre todo de la maldad... da escalofrío y risa, eso es lo peor, cuando se burla del mal.
¡Bienvenido a la Bolañomanía!

Samuel Andrés Arias dijo...

Ah, lo olvidaba. El enlace al post que te cuento es este: http://elcuadernodesamuel.blogspot.com/2008/08/karadzic-y-pinochet-personajes-de-bolao.html

yacasinosoynadie dijo...

Bolaño es (fue) grandísimo. A mi Los Detectives Salvajes no me abandonó nunca a pesar de ser larga. Hablando de la mamadera de gallo, recuerdo una parte donde clasifica a los poetas y termina masacrando a Ruben Dario y diciendo que esos son poetas tipo maricon o algo así, no recuerdo exactamente porque la leí hace años ya.

En fin, si quieres antojarte más antes de entrarle a la monumental 2666, métele el diente a Putas Asesinas, un librito de cuentos maravilloso; uno de los cuentos es sobre unas paisas y la verdad parece que el tipo hubiera sido paisa, no se descacha ni poquito en los acentos y la construcción de los personajes. Absurdo. Grandísimo.

Jorge Sánchez dijo...

El cuento que menciona Yacasi no sólo es sobre paisas, sino sobre ¡actores porno paisas! Ah, es que es una maravilla.

Bolaño puede ser de los escritores más enviciantes de los últimos años. Apenas me terminé "2666" tuve que ir a comprarme algo más de él. En este caso fue "Nocturno de Chile", que dizque es otra de sus grandes nouvelles.

Sobre la mamadera de gallo de Bolaño... Sí, mama gallo, pero en medio de todo eso hay cosas que dice con la mayor seriedad del mundo (así no se note), y aunque se burla de los poetas está obsesionado con la Poesía. Sí, así con mayúsculas, por muy pasada de moda que en apariencia -sólo en apariencia- esté la Poesía en estos tiempos. A propósito, me he estado leyendo a Mario Santiago Papasquiaro, el verdadero "Ulises Lima", y para qué, gran poeta sí es.

Martín Franco dijo...

Buscaré el cuento, jóvenes.

martín gómez dijo...

Martín, lo envidio por haber estado leyendo Los detectives salvajes recientemente y me alegra que le haya gustado la novela. Para sacarme el clavo de pronto le meto el diente a 2666 si algún día llego a tener vacaciones.

Coincido con Samuel: lléguele a Estrella distante, que es una novelita hermosa.

Y si le quedan tiempo y ganas, cásquele también a La literatura nazi en América.

Hablando de la mamadera de gallo, hay una parte chévere en la que un man que trabaja transcribiendo a máquina documentos en una plaza donde hay unos juzgados o algo así dice que Octavio Paz y él son las dos únicas personas en México que se pueden dar el lujo de vivir de la escritura...

Saludos por Málaga.

Angry Girl dijo...

el problema de los esritores o los poetas o los literatos es que se toman todo tan en serio... y lo genial de bolaño es que siendo un genio literario el no se lo tamaba en serio

me gusto mucho esto que escribiste de los detectives, sono muy autentico aunque hay algunos que nocrean en la autenticidad por aca, me dan ganas de volvermelo a leer aunque siempre me parecio el mundo de los detectives un mundo desconocido para mi, sin que me deje de gustar

y bueno, ahora que los pienso 2666 tambien se burla de una u otra forma de los academicos no? aunque ese libro no lo acabe, me flato la mitas del penultimo libro y el ultimo