El verdadero "nuevo periodismo"

Hace unos días llamé a Colombia para hablar con un viejo amigo que trabaja en un importante diario de la capital. Luego de cinco largos años de teoría periodística en la universidad, y de casi un lustro más dedicados al oficio, ambos nos dimos cuenta de que una cosa es lo que los profesores dicen en el salón de clases y otra esa selva indómita llamada mundo laboral. Pero como he estado estudiando otra vez –y en Europa–, me propuse impresionarlo con toda la teoría que me han hecho comer aquí.

―¿Y cómo vas con lo de la muerte de los diarios, socio? ―le pregunté a sabiendas de que, como yo, mi amigo quiere seguir haciendo carrera en un medio escrito.

―¿Cuál muerte, güevón? Acá esto está vivito y coleando ―me respondió mientras escuchaba, al fondo, el tac-tac frenético del teclado.

―Ya sabes lo que se dice ―repliqué―: en Europa el panorama de los periódicos no es muy bueno. Estamos entrando en la época de la “convergencia” y los medios escritos van a acabarse. También en Latinoamérica, por supuesto.

―¿A acabarse? ―dijo, sarcástico― ¿Y qué van a hacer entonces los pintores y los que envuelven pescado en la Costa?

―La nueva “agenda setting” del periodismo exige cambios drásticos ―volví a la carga, haciendo caso omiso de su chiste flojo―, y eso implica un profesional más dinámico, que sepa manejar las nuevas superficies tecnológicas. ¿Has oído hablar del periodista orquesta?

―¿Periodista orquesta? ―respondió después de un silencio que no supe cómo interpretar―. ¿Tiene algo que ver con la música?

―Es un comunicador polifuncional: además de que sabe redactar para prensa escrita, puede editar en radio y, al mismo tiempo, llevar una pequeña cámara para grabar una nota en video.

―No seas pendejo, hombre ―dijo enfático―: eso se llama “explotación”.

―Ahora tenemos que estar abiertos al cambio: el futuro está en el mundo digital. Los blogs, el periodismo ciudadano, la participación de los foristas en Internet.

―Vamos a ver ―tomó aire y prosiguió―: los blogs son un pequeño muladar donde cada quien recoge los pedazos de basura que están menos sucios; el periodismo ciudadano no es más que un tipo sin criterio armado de una cámara; y la participación de los foristas, como dijo el editor peruano este, son como los que escriben grafitis en los baños públicos.

Empecé a preocuparme; por un momento sentí que los seis meses que llevo estudiando en Madrid no estaban siendo del todo útiles. Pero como no podía dejarme amedrentar, volví a la carga:

―Los usuarios de medios exigen cambios; las nuevas generaciones casi no leen y están más familiarizadas con el lenguaje audiovisual.

―¿Y es que cuando vos naciste la televisión no existía, o qué? Dejate de pendejadas, Martín: mejor contáme otra cosa.

Como ya toda la teoría se me había venido abajo nos pusimos a hablar de trivialidades, cosas que de verdad valen la pena y tienen sentido. Cuando colgué y regresé a la casa, preocupado aún por lo poco receptivo que resultó mi amigo, me sumergí un rato en un libro sobre teoría de la comunicación. No tuve tiempo de pensar mucho pues por el tercer párrafo empecé a sentir los párpados pesados y luego, como suele sucederme, me quedé profundamente dormido. Al final me desperté sudando, luego de un sueño intranquilo plagado de agendas setting, periodistas orquesta y convergencias.

13 comentarios:

Apelaez dijo...

Hace unos dias me llamaron de El Tiempo para que renovara la suscripcion: 360 mil el año. Si estan tan jodidos los medios, podrian por empezar bajandole al precio, no?

La señorita me pregunto mi razon de no renovar la suscripcion. Le dije que todo estaba en internet y era gratis. La señorita me dijo que en Internet solo habia el 10% del contenido. Creo que me mintio la dama, pero no logro convencerme, me voy por lo gratis. Como dicen, gratis hasta una patada.

Espero que mi decision haya ayudado a minar la estructura monopolistica, capitalista salvaje y hegemonica del diario de los santos.

ángela cuartas dijo...

Esto está supremamente chistoso. Y siempre he tenido la duda de cómo demonios conviven los impresos con los gratis en Internet. Pero no voy a preguntar, tu amigo me dejó todo claro.

apa dijo...

A mi lo del periodista orquesta... no me gusta mucho. Prefiero el periodista pandereta!! Dejando aparte la vis cómica, sí que creo en que el periodista sepa dominar todos los soportes, pero no desempeñarlos al mismo tiempo. Como bien dice tu "amigo" eso es explotación. Creo que conocer radio, pernsa escrita, video, foto, multimedia... no supone más que hacernos polivalentes y eso, tal y como está el mercado, nos viene bien.
Sobre los periódicos digitales no creo que vayan a cabar con los impresos. ¿Acabó la tele con la radio? ¿El reloj digital con el analógico? Creo que pueden convivir. El periódico impreso centrado más como un soporte de análisis, de reflexión y los medios digitales como símbolo de inmediatez, capaces de dar las noticias a tiempo real y rápidamente. También permiten la interacción. Imagina un reportaje en el que cabe video, texto, foto, animación flash... tofo un mundo!
Pero sobre el futuro, parce, no hay nada escrito. Es cierto que viene una generación acostumbrada a leer en pantalla y no en papel, pero recalco lo dicho, creo que ambos medios convivirán ofreciendo respuestas distintas.

Martín Franco dijo...

Peláez: muy cara esa berraca suscripción; mejor verlo entre semana por interné y el domingo comprarlo en la tienda de la esquina. ¿Pero a los periodistas quién nos paga? Ángela: eso de la versión digital es todo un rollo. Algunos han intentado cobrar -como El País, durante un tiempo- pero eso no ha dado resultado. Acá qué hacer ante eso es el eterno dilema. Álvarito: yo tampoco creo -y espero- que no se acaben los periódicos físicos. Me daría una profunda depresión digital.

Johan Bush Walls dijo...

Es que el periodismo nunca ha tenido como fin último informar. Principalmente los medios escritos no son para informar, son para vender anuncios, son guías de compras, guías de ofertas de fin de semana, quincena o fin de mes.

Mientras existan anunciantes existiran medios impresos.

Cuando los medios electrónicos, incluidos los blogs, puedan vender publicidad, entonces si estarán amenazados los diarios impresos.

Por eso es que los periódicos no se preocupan por el contenido; claro que en países de primer mundo la cosa cambia un poco.

Usté lo dijo maestro, a los periodistas no les pagan y si lo hacen les pagan poco, porque los medios se conforman con tener contenido mediocre, para ellos lo importante son los anuncios.

El asunto cae a la tan mentada crisis, cada vez hay menos anunciantes, eso si podría terminar con los medios impresos, la falta de pauta; pero creo que ni eso, si no hay dinero lo que pasará es que se le pagará menos al periodista.

Salú pue.

Martín Franco dijo...

Yo no estoy tan seguro de eso que usté afirma con tanta vehemencia, don Johan. Por el contrario -y así me digan romántico- sigo creyendo que aún hay algo en el periodismo que va más allá del simple negocio. Que los medios son una empresa para ganar plata y que eso muchas veces afecta la calidad, no lo niego; pero tampoco creo que ése sea "el fin último". La verdad, me parece un poco exagerado.

Lucaz dijo...

Apeláez, esa estructura de mercado es oligopólica (pocos participantes). Efectivamente los Santos tienen una posición hegemónica y predominante, y por eso ahora dos iluminados (Juan Manuel en la Presidencia y Pachito alcalde ¡hágame el bendito favor!!) van a salvar a Colombia. Digo eso por que entre el pueblo raso que llaman, el impreso sigue teniendo un fuerte ascendiente...y si, muy cara esa suscripción.

Anónimo dijo...

Estás leyendo mucho a Daniel Samper ultimamente? Pareciera...Besitos.

Martín Franco dijo...

Besitos, anónimo. ¿Te da cutú dar la carita, nene?

Pablo R. Arango dijo...

Gratis una patada, sí, pero leer El Tiempo, ni porque paguen.

JuanDavidVelez dijo...

Los invito a que vean las cifras de resultados economicos del periodico el colombiano, la ultima vez que las vi hace como 2 años eran impresionantemente altas, ni Tom y Jerry.
(en ese listado habia empresas de muchos sectores, pocas eran tan saludables como el colombiano)

rojo y gris dijo...

Menos mal no estudie comunicacin social

http://www.enriquedans.com/2009/05/¿salvar-a-los-periodicos-con-dinero-publico-¿a-que-estamos-jugando.html

Martín Franco dijo...

¡De la que te salvaste!