GABO Y SUS FANTASMAS

He estado pensando en una noticia que días atrás mojó prensa en varios medios: según Carmen Balcells – la legendaria agente literaria–, García Márquez “no volverá a escribir”. La señora Balcells se mostró preocupada, sobre todo, porque el Nobel colombiano genera “el 36,2 por ciento de la facturación de su agencia”. Bueno, perdonen: preocupada es un decir; la realidad es que si Gabo volviera a publicar el porcentaje seguro se elevaría, pero si no lo hace simplemente se mantiene. Y las ventas del escritor –supongo desde mi ignorancia estadística–, no deben ser muy bajas. Ni siquiera muchos años después.

Pero más allá de si lo hará o no, lo que me llama la atención es otra cosa. Porque para ser sincero no creo que García Márquez haya “dejado de escribir”, sino que sencillamente decidió que no publicará más. Lo más probable es que el hombre siga aún sentándose frente a la máquina, con todos sus achaques, a redactar novelas, artículos o lo que sea. Pero quizás, por cuenta de todo lo que da de qué hablar, los mantendrá guardados. Ya tendremos tiempo los sufridos lectores de abrir el periódico en un futuro, cuando el escritor ya no esté, y descubrir la noticia de que su viuda, Mercedes Barcha, ha decidido publicar varios textos inéditos que serán un éxito comercial sin precedentes.

Retomando, pues, para no desviarme tanto, decía que lo que me llama la atención de la declaración es ese enfoque comercial que le dan los medios: no escribir es igual a dejar de vender. Leí alguna vez, en palabras del propio García Márquez, que lo peor de ser famoso era que cualquier trozo de papel que escribía era tratado como una mercancía. Y es curioso, claro, porque mientras muchos noveles escritores darían cualquier cosa por tener tirajes millonarios, otros, como supongo que le pasará a él, ya están hastiados del tema. Paradojas de la escritura.

12 comentarios:

Jorge Sánchez dijo...

Sí, es posible que Gabo siga escribiendo, pero tal vez entiende que lo que hace ahora no es tan bueno como lo de antes (problemas de la vejez), y por eso no publica. Su último libro, "Memorias de mis putas tristes", es de sus peores.

Pero, por supuesto, todo lo que tenga arrumado en el PC, lo bueno y lo malo, será publicado póstumamente.

Esteban Dublín dijo...

Yo creo que García Márquez aún se levanta temprano y escribe en la mañana. Por la tarde tal vez se siente a leer un clásico por enésima vez, quien sabe.

Pero lo que dices, Martín, sí es una paradoja tremenda. Lo que pasa es que Gabo debe estar tan aburrido de tener que viajar para simposios o conferencias o ferias del libro, que dice no va más. En todo caso, la señora Balcells no debe estar preocupada. Con las regalías que le da el Nobel tiene para vivir, y muy bien.

En todo caso, no coincido con Jorge. Uno de sus últimos libros fue Vivir para contarla (sus memorias) y yo, al menos, no podía despegarme hasta que me vencía el hambre o el sueño.

Y Memoria de sus putas tristes no me parece malo, tampoco. Malo, malo, García Márquez no tiene mucho. Tal vez Noticia de un Secuestro sí fue un descache, pero de resto, por mi parte, sólo tengo aplausos para él.

yacasinosoynadie dijo...

cada quien odia lo que tiene... J.M. Coetzee, que, según aseguran los que saben del tema, es de lo Nobeles menos vendidos posiblemente quisiera un poco de lo que le tocó al "pobre" de Gabo... Cada cual con su infierno...

yacasinosoynadie dijo...

un poco de acuerdo con Esteban... si hubiera sido cualquiera de nosotros el que hubiera publicado "Memoria de mis putas tristes" nos hubieran tildado de genios, pero como fue Gabo entonces no... A mi me parece un lindo libro, no tanto como "La casa de las bellas durmientes" libro que Gabo intenta homenajear, pero en ultimas es un lindo libro...

Martín Franco dijo...

Bueno, Esteban, no lo sé: creo que Noticia de un secuestro no es un descache; en mi opinión es un muy buen reportaje escrito con toda la meticulosidad del Gabo periodista. Y con respecto a las putas tristes, ¿qué decir? Mucha gente afirma que es un libro malo, pero tampoco lo creo. En ese sentido creería que no alcanza la calidad de sus otras obras, que son tan grandes, pero nada más. A propósito: hace poco leí La casa de las bellas durmientes, de Yasunari Kawabata, el libro en el cual se inspiró para crear esa novela. Se los recomiendo: termina uno medio asfixiao.

Mónica Palacios dijo...

Esto se publicó antes que tu entrada. ¿No lo has leído? http://www.elpais.com/articulo/cultura/Garcia/Marquez/hago/cosa/escribir/elpepucul/20090406elpepucul_11/Tes

Martín Franco dijo...

Mónica, no lo he visto pero tampoco me deja abrir la página. ¿La podrías poner de nuevo? Me dice que ya no existe...

Mónica Palacios dijo...

Martín, como no soy muy canchera en estos lenguajes, no sé cómo poner el hipervínculo. Escribo otra vez la dirección, pero por si las moscas, copio y pego el artículo. Salió publicado en El País Semanal de la primera semana de abril.
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Garcia/Marquez/hago/cosa/escribir/elpepucul/20090406elpepucul_11/Tes

Y dice:

García Márquez: "No hago otra cosa que escribir"

El Premio Nobel colombiano descarta tajantemente informaciones que aseguraban su alejamiento de la literatura

Gabriel García Márquez ha asegurado que no ha dejado ni dejará de escribir, acallando las informaciones que en los últimos días daban a entender que el Nobel colombiano no volvería a publicar. "No sólo no es cierto, sino que lo único cierto es que no hago otra cosa que escribir", ha contestado un tajante García Márquez, de 82 años, al diario El Tiempo.

El periódico colombiano publicó el domingo las respuestas a las únicas dos preguntas que aceptó contestar el escritor. Y es que la versión de que el creador del realismo mágico no volvería a escribir había surgido a raíz de una declaración de su conocida agente literaria, Carmen Balcells, al diario chileno La Tercera.

"Creo que García Márquez no volverá a escribir nunca más, y es un cliente que representa el 36,2% de la facturación", declaró Balcells a finales de la semana pasada durante una visita a Chile. A ella se sumó el británico Gerald Martin, biógrafo del autor de Cien años de Soledad, al asegurar: "Yo también creo que Gabo no escribirá más libros".

Sin embargo, el escritor colombiano ni siquiera ha descartado la publicación de nuevas obras literarias. "Mi oficio no es publicar, sino escribir. Yo sabré cuándo estén a punto de boca los pasteles que estoy horneando", ha dicho.

García Márquez, ganador del Nobel de Literatura en 1982 y que reside actualmente en México, publicó su última novela Memorias de mis putas tristes en 2004. Y, en mayo del año pasado, varios cercanos al escritor aseguraron que preparaba la publicación de una novela de amor.

Martín Franco dijo...

Vea pues: terminé plagiando sin querer queriendo...

Terapia de piso dijo...

Siempre me pongo en un ejercicio mental: en esos en los que soy capaz de medir mis renuncias y pienso que podría dejarlo todo algún día. Incluso dejar de escribir.

A quienes se los he comentado, pocos lo entienden.

No me importa mucho.

José Roberto Coppola

yacasinosoynadie dijo...

pues ojala tengamos un poco más del buen Gabo... porque sin duda es un grande...

Extranjera dijo...

No habia pensado en eso, sí... paradojas!
Abrazos