Penetración artística

Confieso que tengo problemas con el arte moderno. En realidad creo que no lo entiendo y hago poco esfuerzo intelectual por hallar sus múltiples significados. Digo la penosa verdad: la grieta de Doris Salcedo en la Tate Gallery no me dice mucho –nada, para ser sincero– y me parece un poco fácil que un tipo gane concursos con la instalación de un cuarto vacío donde se prende y apaga una luz cada que alguien entra. Tal vez esas obras están cargadas de simbolismo, o quizá cada uno ve lo que quiere ver.

El caso es que, como he estado perdiendo mucho el tiempo en los últimos días, decidí irme con unos amigos a una exposición que se llama ‘Los penetrados’, de Santiago Sierra, una especie de performance pregrabado –video de 45 minutos y varias fotos– que consiste en lo siguiente:

a) Unos tipos negros se lo meten por detrás a varias mujeres blancas en un salón pequeño, con espejos al fondo que multiplican sus imágenes. Las mujeres están en cuatro, los tipos atrás, y abajo unos tapeticos para que no se pelen las rodillas.

b) La misma escena pero ahora son los tipos blancos trabajándole a los tipos negros.

c) Se repite el acto con los tipos blancos dándole duro a las mujeres negras. Los cuerpos se mueven con ritmo; los que están abajo apoyan los brazos, y los que están detrás entran y salen.

d) Los negros se lo meten a los blancos.

Y súmenle a eso todas las combinaciones posibles.

Me salí de la sala donde proyectaban el video para ver los cuadros y tratar de entender algo, ver más allá de unos simples cuerpos teniendo sexo. Pero nada. No me malinterpreten los que de verdad saben; la triste verdad es que no entendí nada de lo que decía la hojita que me pasaron a la entrada (“las mantas grises construyen por lo tanto la trama perfecta sobre la que, con posterioridad, se aplicarán los condicionantes de la realidad. Los vacíos son una representación visual de la composición de la sociedad española actual”), ni pude comprender cuál es la alusión que se hace a la inmigración en esa pelea de cuerpos.

Discúlpenme los entendidos, pero a mí me quedó la impresión de estar viendo una película de porno. Y como toda película de ésas, después de cinco minutos ya estaba mamao. Quisiera tener en el futuro un acercamiento más profundo con el arte moderno, pero por ahora creo que volveré a perder el tiempo. Lo único que se me ocurre pensar es que el performance habría estado mejor si, por pura irreverencia, lo hubieran hecho en vivo.

¿Sí?

18 comentarios:

Camilo Jiménez dijo...

No hay que disculparse por no entender, mi querido Martín: lo que ves es lo que hay. Ah, y me parecíó genial la cita del catálogo. Deberías fusilarlo todo: hilarante.

Jorge Sánchez dijo...

Adhiero a la solicitud de Camilo: Franco, por favor ponga la cita completa.

Sin duda, la cosa hubiera estado mucho mejor si el performance hubiera sido en vivo y en directo, ahí mismo en el museo, y con la posibilidad de que el público participara.

"Cada uno ve lo que quiere ver". Pues eso. La idea es relativizar todo hasta la náusea.

Carolina Andújar Córdoba dijo...

Yo vi una hace como dos meses:

-Papeles blancos con un rayón de grafito pegados de la pared
-Piso de madera natural
-Butaco de madera natural

Se suponía era "un canto a la vida". La artista quería que todos supiéramos que el papel lo había mandado a traer de Italia y que también lo había tratado con cera de abejas antes de ponerle el rayón. También debíamos saber que el piso crujía a propósito.

Y todos nos sentimos renacer.

Así hay miles. Las bacanas son más difíciles de encontrar pero las hay. No te rindás, jajaja.

Terapia de piso dijo...

Rara vez el arte fue bien entendido en su tiempo.

José Roberto Coppola

Martín Franco dijo...

Por solicitud expresa del respetable público pongo acá, entonces, una selección de las mejores frases que aparecen en la nota de prensa. Mucho ojo:

"Estas obras enlazan con el minimalismo a través de una herencia tanto estética como conceptual. Los cuerpos geométricos utilizados se refieren a una cita formal directa mientras que (y por encima de todo) permanece una intención conceptual heredada de ese movimiento en la que esos mismos objetos no son única y exclusivamente lo que son".

"El punto de partida teórico son grupos de 10 parejas sobre las que hay que aplicar la disponibilidad de la realidad actual en España. La geometría estructural teórica de la acción queda reflejada en una trama formada por las 10 mantas sobre las que se van a colocar las sucesivas parejas. Frente a esto, la realidad de la propuesta se manifiesta cuando alguna de las mantas queda vacía en aquellos Actos en los que las circunstancias no han podido proporcionar los elementos/intérpretes necesarios para llevarla a cabo".

Y finalmente:

"De espaldas a los ejecutantes un espejo en ángulo multiplica las parejas y los puntos de vista. El espejo como lugar de representación pero también como recurso para hacer extensivo al espectador lo que está ocurriendo en la pantalla: en el espejo uno se puede ver reflejado al tiempo que, al duplicar a los ejecutantes, parece abarcar a la sociedad al completo".

Mónica dijo...

Artista, el que redactó esas líneas. El tal Sierra es un simple operario.

Lucaz dijo...

De los muchos aportes que le ha hecho el Malpensante a mi maltrecha cultura está el de no sentirme miserable ni ignorante por no entender mucho de estas performances, no entender nada de los disparates pretenciosos que se escriben respecto a aquellas y -finalmente- verlas como una solemne e inconsciente muestra de humor por parte de artistas y operarios como dice Mónica. Si eso será entendido como arte en el futuro..pues problema de ellos.

Esteban Dublín dijo...

Y yo dizque alquilando pornografía.

Martín Franco dijo...

Bueno, si no entender dichas expresiones metafísicas del arte es ser ignorante, yo como que prefiero quedarme nadando en este plácido mar del oscurantismo...

Jorge Sánchez dijo...

En Arcadia salió un artículo muy interesate sobre el arte contemporáneo, creo que fue en la edición de noviembre del año pasado. La pregunta ya no era si esto o lo otro es arte o no, sino si es moralmente aceptable o no. Ponían el ejemplo del tipejo ese que amarró un perro callejero en el interior del museo, hasta que el pobre animal murió de hambre y de sed. Y otras cosas por el estilo.

Claro que lo de Sierra sí me parece divertido, sobre todo después de leer la "teoría". Y me gusta que haya este tipo de obras, pero es absurdo que nos escriban en un folleto qué es lo que se supone que debemos entender. El arte contemporáneo es 100% crítica. ¿Se imaginan que para leer un libro o ver una película necesitáramos de la crítica o de la teoría?

Lucaz dijo...

Yo creo que la gran mayoría de esas "obras" son pura opinión política alebrestada, como la del perrito moribundo...descuidan del todo la forma y el contenido obviamente ´no genera interés y se diluye. Y si para "entender" hay que descifrar esos jeroglíficos de los folletos, pues mejor quedarse ignorante.

Ivan Andrade dijo...

Yo también tengo problemas con lo que hoy día llaman arte. Mi desconocimiento es profundo, no entiendo absolutamente nada. Y me choca sobremanera que la obra no hable por sí misma. Siempre tiene que haber un discurso detrás para que se entienda el sentido.

Definitivamente no me gusta.

Saludos.

yacasinosoynadie dijo...

Hoy todos los artistas se creen Duchamp, el “arte conceptual” les ha provocado calambre cerebral, ha hecho que los artistas cojan la vía fácil: como ese que ponía pedestales y paredes vacías para que uno se imaginara la obra, o el que dejo morir el perro, o aquel que ponía a reproducir la música de Mario Bros en una sala llena de fotos de niñas desnudas, o este o aquel… Alguien debería retar a estos “artistas” a que hagan una obra que por lo menos tenga vigencia y recordación de 10 años. Pero no, todo lo que se ve será olvidado a la chambonada siguiente.

Camilo Jiménez dijo...

Gracias por fusilar el catálogo. Aunque debo decir que me quedé "al completo" patidifuso.

Extranjera dijo...

Jajaja. El Sí del final me dio mucha risa. De acuerdo con Camilo no te disculpes. Me identifiqué mucho con este post porque justo aqyer fui a una exposicion nueva que hay en el Guggenheim de aqui. Se llama algo así como Los artistas americanos miran hacia Asia. Mientras la recorría sólo pensaba en eso mismo, la verdad es que yo esto no lo entiendo, no dudo que sea arte pero no lo entiendo. Salvo dos piezas que me impactaron sali de ahi con un sabor como a nada.
Abrazos!

Johan Bush Walls dijo...

Tengo mi opinión con respecto a los artistas conceptuales, una vez intenté resumirla en este aforismo pajero que copio a continuación.

No te hagas la vida imposible tratando de reinventar la gran literatura, con decir que eres artista conceptual es más que suficiente.

Salú pue.

Leo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leo dijo...

Hola a todos. Como lucas dice, si hay que leer presentaciones para entender la obra es que hay algo que falla. Yo pensaba que el arte trataba de las sesaciones primeramente.

Saludos a todos desde argentina.