Vicky Cristina Barcelona

Es una lástima que el título diga tan poco sobre esta película. Porque usted lo ve así, tan frío, tan inexpresivo, y no se imagina que se trata de un complejo triángulo amoroso –o cuadrado, si es que cabe– en el que se ven envueltas dos turistas norteamericanas en Barcelona, un pintor bohemio y su antigua esposa, una artista con problemas depresivos que la bella Penélope Cruz interpreta divinamente.

Es triste, digo, porque a pesar de que sea difícil sacarle su lado gracioso al tema, uno termina riéndose en su silla. Claro: me dirán que detrás está el sello de Woody Allen y yo les contestaré que tienen razón. Eso no se discute. Pero es que el tema apunta a descifrar la forma cómo cada uno de estos personajes entiende el amor. Un amor que para muchos es rígido y rutinario; para otros, libre y doloroso, y para unos más deseo e incógnita. Y todo se jode cuando esa bomba exposiva se junta.

En todo caso, casi todos los comentarios del público que vi en los foros de los periódicos o portales de cine sobre esta película fueron negativos. A la gente no le gusta y la mayoría de devotos que tiene Allen le reprochan haber escrito y dirigido algo que, para ellos, no se acerca ni poquito a sus demás cintas. Se rasgan las vestiduras con la actuación de la Scarlett (que bueno, aceptémoslo: no está tan buena como ella); con el hecho de que Barcelona parezca una postal (lo cual no me pareció, y eso que no conozco la dichosa ciudad); y, sobre todo, con que el director haya filmado tres películas buenas en Inglaterra y que ésta, rodada en España, no sea del mismo calibre. Vaya uno a saber si es una especie de regionalismo absurdo.

Está bien, hay algunas cosas que sobran: mucha voz en off; Scarlett no está tan bien y blablablá. Pero con la película se pasa un rato divertido. Bardem y Penélope se roban el show y la historia, en medio de las críticas, se desarrolla y se resuelve bien. Quizás no sea el gran Woody Allen de otras películas pero no está mal. Nada mal.

10 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Martín, ir de un lado a otro es, incluso, divertido. Y una de las ventajas de Internet es que no es necesario recorrer grandes distancias. Con un clic viajas a la velocidad de la banda ancha. Así que con que sólo pongas el enlace yo te sigo, ya que me entretengo.

Con respecto a la película, debo decir que, contrario a ti, el título a mí sí que me causa curiosidad. Así que una vez llegue a Colombia, aumentaré con ella mis puntos de mi tarjeta Cineco.

Lucaz dijo...

Frank, poné el link con las columnas en La (pútrida) Patria, hace días les perdí la pista y me gustaría desatrasarme. Saludos.

yacasinosoynadie dijo...

Me late que aquí pasa lo mismo que con la última película de Wong Kar-Wai (My Blueberry Nigth)… son muy buenas pero como los directores son tan geniales la gente espera el doble… Tocará verla…

yacasinosoynadie dijo...

me gusta mucho el nuevo diseño Martin

Martín Franco dijo...

Es un buen punto, amigo yacasi. A propósito: no sé si alguna vez te dije que a mí 'My blueberry nights' me gustó un montón. Coincidimos, juemadre. Esteban, con la película se pasa un buen rato; gástale los punticos a la tarjeta. Y lucaz: te paso el link con todo gusto.

JOHAN BUSH WALLS dijo...

No he visto la película, tardará algo en llegar a Guatemala, supongo.

Fíjese usté que se siente más cercano este espacio, el otro quedaba hasta en Madrid.

Salú pue.

Martín Franco dijo...

De eso me di cuenta, don Johan, y me dio una pereza tan hijueputa que salí corriendo...

yacasinosoynadie dijo...

Nunca me dijiste lo de My Blueberry Night... pero que bueno que te haya gustado hombre, esa película es preciosa… esperaré por acá la del buen Woody

PipeP dijo...

A este Martin Franco le deberían aplicar la... e...
jajajjajajjajaja
Te quiero Mati

Martín Franco dijo...

jajaja hijo de puta: no sabía quién era el tal Pipe P hasta este comentario. Besos, lindo.